Más de 6.500 profesionales han utilizado ya el Espacio Abogacía del ICAM

  • A los dos años de su puesta en marcha, el coworking jurídico del Colegio de Abogados de Madrid aspira a ser una alternativa a los despachos tradicionales
  • La proliferación del teletrabajo y los juicios telemáticos refuerzan el atractivo de unas instalaciones abiertas también a la abogacía del resto de España

“Con esta iniciativa, tan reclamada durante tanto tiempo, cumplimos uno de los compromisos de nuestro programa electoral, con el que pretendemos construir un Colegio útil que aporte el máximo valor añadido a la Abogacía madrileña.” Con estas palabras, el decano José María Alonso inauguraba en marzo de 2019 el Espacio Abogacía, un coworking jurídico ubicado a pocos metros de los juzgados de Plaza de Castilla para facilitar el ejercicio profesional de los letrados sin despacho propio.

Dos años después de la inauguración, el espacio de trabajo compartido del ICAM ha rebasado los 6.500 usuarios, a pesar de las condiciones adversas derivadas de la pandemia. De los numerosos servicios ofertados, los despachos individuales para atender a clientes ha sido el más solicitado, con más de 4.700 reservas en este tiempo. Las salas de reuniones, equipadas con sistema de videoconferencia, han sido utilizadas en cerca de 1.500 ocasiones, mientras que los espacios de trabajo individual, los más restringidos durante la crisis del coronavirus, han sido reservados por más de 400 usuarios.

“La percepción tras la crisis sanitaria es que la demanda del servicio se verá incrementada porque muchos de los colegiados, con la parada de actividad y la situación económica generada tras la pandemia, verán en el coworking la solución sustitutiva a sus despachos”, señala Silvia Prieto, directora de Perfeccionamiento y Servicios a Colegiados/as del ICAM.

La generalización del teletrabajo, así como la creciente implementación de los juicios telemáticos, son otros factores que refuerzan las expectativas de crecimiento de este espacio. Precisamente, la digitalización en el ámbito de la Justicia ha permitido que, desde el mes de octubre, y gracias a un acuerdo con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, Espacio Abogacía ofrezca de forma segura y gratuita un sistema telemático para la asistencia a las personas internas en las prisiones de Alcalá Meco, Soto del Real y Valdemoro.

Gracias a esta herramienta, los profesionales de la abogacía que entiendan que el correcto ejercicio del derecho de defensa no requiera el desplazamiento físico a prisión, pueden realizar la asistencia por videoconferencia desde un espacio seguro instalado en esta sede del ICAM. En los meses transcurridos desde su puesta en marcha, cerca de 200 letrados y letradas han utilizado este servicio.

Por otra parte, dentro del paquete de medidas aprobadas por la Junta de Gobierno del ICAM para ayudar a los abogados más vulnerables a afrontar los efectos de la crisis, se aprobó la cesión del uso sin coste de las instalaciones durante los meses de septiembre a diciembre para las personas beneficiarias de las ayudas.

Asimismo, Espacio Abogacía ha acogido en estos dos años numerosas actividades jurídicas y de entretenimiento, a las que han asistido cerca de 700 personas. Como sede del Espacio Senior del ICAM, también ha sido testigo de las iniciativas impulsadas por veteranos de la abogacía como Antonio Garrigues, Cristina Almeida, Cristina Alberdi, Joaquín Romanillos, Javier Jiménez-Ugarte o Ángela Cerrillos, integrantes de su Junta Directiva.

“Somos el único Colegio de Abogados en España que ofrece estos servicios”, recuerda Prieto. Gracias a los convenios firmados con el ICAM, los colegiados y colegiadas del Ilustre Colegio de Abogados de Alcalá de Henares, del Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona y del Ilustre Colegio de Abogados de Talavera de la Reina también pueden beneficiarse de estas instalaciones.

Compartir en tus RRSS