Los sindicatos reclaman un nuevo marco laboral para salir de la crisis y cambiar el modelo productivo

  • El decano José María Alonso alerta de que un aumento de la litigiosidad en la jurisdicción social podría colapsar la Justicia y frenar la recuperación
  • Pepe Álvarez pide retomar la agenda previa a la pandemia y aboga por el diálogo como instrumento para impulsar una salida de la crisis diferente a la del 2012
  • Unai Sordo reclama un nuevo modelo productivo que rompa la dinámica de bajos salarios y apuesta por reconstruir el contrato social en una Europa federalizada

En el marco del Foro Justicia del Colegio de Abogados de Madrid, los secretarios generales de UGT y Comisiones Obreras, Pepe Álvarez y Unai Sordo, han abordado hoy el impacto en el mercado laboral de la crisis sanitaria y económica derivada de la pandemia, desgranando algunas de las propuestas sindicales para paliar los efectos sociales que podrían poner en peligro la recuperación.

Como anfitrión del acto, el decano José Maria Alonso ha alertado de “las enormes dificultades en la que están un importantísimo número de trabajadores y empresas”, entre ellos los profesionales del sector legal que deben afrontar las duras consecuenciasde la pandemia, puesto que “la abogacía no es inmune a esta situación”.

En su intervención, Alonso ha recordado que la seguridad jurídica y la consecución de una justicia eficaz “tienen mucho que ver con la celeridad y la inmediatez en la resolución de los conflictos”. En ese sentido, y más allá de reclamar una mayor dotación presupuestaria que permita modernizar y agilizar el sistema de Justicia, el decano madrileño ha puesto el foco en el peligro de que un aumento de la litigiosiodad en la jurisdicción social pueda llegar a colapsar los tribunales.

“La jurisdicción social, históricamente, tiene una enorme litigiosidad, si bien en estos tiempos actuales se ha incrementado notablemente, lo que unido al `parón` jurisdiccional de la pandemia, y a unos medios escasos, está provocando importantes retrasos en la resolución de los pleitos”, ha señalado. Por ello, Alonso ha pedido a los

agentes sociales un esfuerzo para alcanzar acuerdos que favorezcan la recuperación económica, salvaguarden el empleo y ayuden a las empresas a salir adelante.

Entre las cuestiones que más preocupan a los laboralistas, y que afectan directamente a trabajadores y empresas en un entorno de máxima incertidumbre, el decano del ICAM se ha referido a los efectos sobre el mantenimiento del empleo de medidas como los ERTE o la prohibición del despido. También, al impacto del teletrabajo en el mercado laboral y su incidencia en las condiciones de trabajo y la negociación colectiva, así como a los efectos que pueda tener sobre el empleo la creciente oleada de insolvencias que acechan a las empresas españolas.

Finalmente, otro de los focos de interés serán las modificaciones normativas que se puedan producir a corto y medio plazo en el ámbito de la subcontratación y la prevalencia de convenios colectivos.

Todas estas cuestiones, ha subrayado Alonso, serán cruciales a la hora de afrontar la crisis económica que se ha solapado a la sanitaria y de las que dependerá, en gran medida, “que seamos capaces entre todos de frenar la gran crisis social que se avecina en el horizonte”.

Concertación, derogación y nuevo modelo productivo

Desde la Unión General de Trabajadores, su secretario general ha resaltado la importancia del momento en el que vivimos: “un momento de transición en el cual las decisiones a tomar van a ser trascendentales, tanto para el presente como para el futuro inmediato. De ahí nuestra posición, convencida de la necesidad del diálogo y la concertación desde el principio de la pandemia como instrumento para impulsar una salida de la crisis diferente a la del 2012”

Por otra parte, y ahora que se empieza a ver algo de luz al final del túnel gracias al proceso de vacunación, para Pepe Álvarez ha llegado el momento de “recuperar la agenda previa a la pandemia”, entre otras cosas para derogar la reforma laboral y “empezar una nueva negociación a partir de una situación de equilibrio”.

Por su parte, el secretario general de Comisiones Obreras, ha incidido en la necesidad de negociar cuanto antes la modificación de la legislación laboral, que pasa por la derogación o modificación de los aspectos más perniciosos, prácticamente todos, de la reforma laboral de 2012. “No se trata de volver a la situación anterior sino de dirigirnos a la legislación laboral del siglo XXI”, ha señalado.

Frente a un modelo de “precariedad permanente” como el actual, Unai Sordo ha reivindicado la importancia de los fondos europeos para modificar “con cierta profundidad” la estructura productiva de nuestro país, construyendo un modelo que genere valor en base a paradigmas distintos a los actuales basados en la devaluación de salarios y de la fiscalidad. “Hay que romper las dinámicas de salarios bajos. Tenemos en definitiva que reconstruir el contrato social, y para eso tenemos que reconstruir el modelo europeo hacia una Europa federalizada”, ha concluido.

Salir reforzados

Para cerrar el encuentro, el decano José María Alonso se ha referido a la relación entre los colegios profesionales y los sindicatos, recordando que en España hay más de 250.000 abogados y que la colaboración entre unos y otros beneficia a la sociedad en general. “Los profesionales podemos ayudar mucho en la recuperación del empleo, desde la abogacía podemos ayudaros a impulsar las reformas normativas que entre todo consideremos importantes para salir de esta situación”, ha afirmado Alonso. “Si sumamos fuerzas y remamos todos en la misma dirección, estoy convencido de que podemos salir reforzados de esta crisis sanitaria, económica y social”, ha concluido.

Vídeo-resumen de la jornada

Compartir en tus RRSS