Día Europeo de la Mediación, una ocasión para reclamar la resolución alternativa de conflictos

  • Contenido de elaboración propia como contribución a la conmemoración de este Día

«Andrea y Santiago están casados desde hace siete años y tienen un hijo, Pablo, de tres años.

Ella es auxiliar de biblioteca y aunque tiene un trabajo estable, sus ingresos son bajos. Santiago es profesor de universidad, su nivel económico es bueno, tiene un horario que le permite disponer de bastante tiempo libre y vacaciones de dos meses.

Andrea quiere divorciarse de Santiago porque considera que la relación se ha deteriorado y ha recibido asesoramiento jurídico al respecto. Su marido no considera que exista problema alguno y no entiende la decisión de Andrea.

Una conocida le cuenta a Andrea que durante su proceso complicado de divorcio, la mediación les ayudó a llegar a un acuerdo sobre su futuro personal y patrimonial.

Ambos deciden acudir a una sesión informativa sin tener muy claro en qué consiste la mediación y cómo podría ayudarles a resolver su conflicto…»    Reportaje íntegro

 

 

Compartir en tus RRSS