Enrique Sanz Fernández-Lomana: “Ante la nueva longevidad, tendremos que trabajar más años, reducir el importe de las pensiones o ahorrar más”

Los desayunos jurídicos del Colegio de Abogados de Madrid han celebrado hoy su tercer aniversario con una conferencia del presidente de la Mutualidad de la Abogacía, Enrique Sanz Fernández-Lomana, sobre el futuro del sistema de pensiones y el ahorro en España.

En su intervención, Fernández-Lomana ha abordado la sostenibilidad y los retos del sistema de pensiones, la importancia de la educación financiera y de proteger una sociedad más longeva, así como la necesidad de equilibrar el balance ahorro-consumo de los españoles y las perspectivas de crecimiento en España, cuestiones en las que

las entidades financieras y aseguradoras como el Grupo Mutualidad de la Abogacía “desempeñamos un papel estratégico”. 

En las palabras de bienvenida, el decano José María Alonso ha recordado que el ICAM puso en marcha el Foro Justicia hace tres años con el objetivo de poner en valor la función que desempeña la abogacía no solo en el mundo jurídico, sino en la sociedad en general “como generadores de empleo y riqueza, de opinión y de conocimiento”.

José María Alonso, decano Colegio de Abogados de Madrid

Desde entonces, más de 4.000 personas han asistido de forma presencial —además de los miles de espectadores telemáticos— a las conferencias de los principales operadores jurídicos de nuestro país, así como de ministros de Justicia, alcaldes, presidentes regionales, empresarios o representantes sindicales y de la sociedad civil.

No obstante, “para la abogacía de Madrid, faltaba un operador que forma parte de nuestro ADN, que es la Mutualidad de la Abogacía”, ha subrayado Alonso. “Una Mutualidad que se ha modernizado en los últimos tiempos, sin duda gracias al impulso que le ha dado nuestro actual presidente”, consolidándose como “una entidad moderna, eficaz, que genera beneficios” y cuyo correcto desempeño resulta vital para los 210.000 mutualistas “porque allí están los ahorros de nuestra vida”, ha recalcado.

La encargada de dar paso al invitado, Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA, ha recordado en su intervención cómo fue  “testigo directo de la evolución impresionante de la Mutualidad de la Abogacía”, con el paso de una capitalización colectiva a una capitalización individual, “hasta convertirse en una entidad aseguradora perfectamente homologable al resto”. Aquel cambio, ha señalado la presidenta de UNESPA, “fue de una cierta convulsión hasta que finalmente se asentó y la Mutualidad de la Abogacía pudo demostrar que era una magnifica opción para sus mutualistas.”

Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA

Incertidumbre

El presidente de la Mutualidad de la Abogacía ha iniciado su intervención afirmando que el sistema público de pensiones se encuentra “totalmente estresado en términos de déficit y sostenibilidad”, lo que se traduce en “tremendas desigualdades generacionales”, con un “déficit continuado que de seguir así puede acabar con el pacto intergeneracional”.

Para garantizar la viabilidad del sistema, según los últimos datos, la tasa de sustitución respecto al último salario cobrado debería acercarse al 100%, pero solo el 50% debería proceder del sistema público. El otro 50% debería nutrirse en un 30% de los planes privados de empleo y el 20% del ahorro previsional individual. Sin embargo, según ha explicado Sanz, a día de hoy existe “una gran incertidumbre” respecto a cuáles van a ser las medidas legislativas y fiscales para alcanzar estos objetivos. “La excesiva dependencia de las pensiones públicas provoca que la evolución demográfica, y la laboral, tensionen mucho el sistema”, ha señalado.

Enrique Sanz Fernández-Lomana, presidente de Mutualidad Abogacía

Respecto a la fórmula por la que apuesta el Gobierno actual para aliviar este gasto, esto es, fomentar los planes de pensiones empresariales en detrimento de los planes de pensiones individuales, “el problema es que están desvistiendo a un santo para vestir a otro”.

En su opinión, la solución “no pasa por enfrentar a los planes de empleo y a los planes individuales”, ni por “establecer un sistema de vasos comunicantes entre ambos productos”, sino que se trata de “complementar unos y otros y sumar ahorro previsional sea cual sea su procedencia”.

Longevidad

Una de las cuestiones a las que más tiempo de análisis ha dedicado Enrique Sanz tiene que ver con el aumento de la longevidad. Según ha explicado, en 2040 la esperanza de vida media en España para una persona de 65 años habrá pasado de los 21 años actuales a los 31, “una magnífica noticia que debemos agradecer a quienes trabajan cada día para que las personas vivamos más y mejor”. En ese sentido, la labor de las entidades como Mutualidad de la Abogacía es “asegurar que esta longevidad vaya acompañada de dignidad y una buena salud financiera”.

Ante esta nueva longevidad, ha advertido, “como en tantas otras cosas, las matemáticas no fallan: tendremos que trabajar más años, reducir el importe de las pensiones o ahorrar más”. Para Sanz, posiblemente, “la solución venga constituida por un mix de estas tres circunstancias”.

Educación financiera

También se ha referido a la importancia de la educación financiera, “que se ha convertido en un factor discriminatorio de nuestra sociedad, un conocimiento que nos divide entre quienes están preparados para las incertidumbres de la vida y los que no lo están”.

Esta diferencia, según ha detallado, se manifiesta en que el 80% de los hogares con nociones de salud financiera destinan parte de sus ingresos al ahorro, mientras que en las familias con menor formación en esta materia este porcentaje desciende hasta un 40%. Un problema que se hizo patente durante la pandemia, que un 40% de la población afrontó con un ahorro por debajo de los 3.000 euros, y un 20% con menos de 200 euros, según los últimos datos del Observatorio del Ahorro Familiar, que demuestran además que el 27% de los hogares de nuestro país no tiene ningún ahorro previsional.

Ante este escenario, para Fernández-Lomana “el ahorro previsional se presenta como una herramienta clave para garantizar una jubilación digna y el único mecanismo que ha demostrado la mayor eficacia hasta el momento”.

Mensaje de optimismo

Frente al pesimismo que podrían arrojar estos datos, el presidente de la Mutualidad de la Abogacía ha destacado aspectos positivos de la situación actual como el hecho de que se esté llegando a acuerdos en el ámbito del Pacto de Toledo: “el dialogo entre los agentes sociales resulta extremadamente positivo y esperamos ver ambiciosas reformas estructurales”.

Así, ha destacado cómo “mediante el gran fondo de promoción pública, y los planes de empleo simplificados que tendrán cabida en este fondo, el Gobierno apuesta por fomentar la creación de una nueva previsión social complementaria, incardinada en las empresas, para así facilitar el acceso a los planes de empleo a colectivos que hasta ahora encuentran dificultades para acceder a los mismos”.

De esta manera, ha proseguido, la implementación de un sistema semipúblico de planes de empleo inspirado en el modelo que en Reino Unido ha logrado que más de 8 millones de británicos ahorren para su jubilación, sería “una de las banderas de esta legislatura”, siempre sobre la base de una contribución publica para nutrir los planes de empleo junto con las aportaciones de empresas y trabajadores. 

Mutualismo

Enrique Sanz ha concluido su intervención con un alegato a favor del mutualismo: “el mutualismo es un ejemplo de cómo muchas manos y voluntades juntas llegan más lejos que unas pocas, de que el esfuerzo colectivo y coordinado tiene mucha más fuerza que cualquier proeza individual aislada. Es el ejemplo de que juntos somos mejores, y de que solo juntos llegaremos más lejos”.

Se trata, según ha detallado, de la única forma de carácter asegurador y sin ánimo de lucro especializada en complementar la jubilación con una reconocida implantación en España, consecuencia de una larga tradición histórica y de su adaptación exitosa a las exigencias de solvencia del sector financiero.

En este sentido, ha destacado cómo la abogacía colectivamente siempre ha tenido una honda preocupación por la previsión de sus profesionales. “A los abogados, antes que intereses corporativos, nos unió el sentimiento de solidaridad de este colectivo y sus familias, y aquellas preocupaciones por su bienestar marcaron el origen de los colegios de abogados.”

Enrique Sanz Fernández-Lomana, presidente de Mutualidad Abogacía en el debate del Foro Justicia ICAM

Para finalizar el encuentro, el decano José María Alonso ha manifestado su satisfacción por haberse logrado los tres objetivos con los que se convocó la jornada: trasladar a la Mutualidad de la Abogacía el reconocimiento y la gratitud de la abogacía madrileña; transmitir a todos los mutualistas un mensaje de tranquilidad en un entorno de incertidumbre económica y regulatoria; y concienciar a los abogados jóvenes sobre la importancia de planificar su jubilación desde los inicios en la profesión. 

“La abogacía es una profesión de riesgo, oscilante, unas veces te va muy bien y otras muy mal, y lo que tienes que tener garantizado es que si te pasa algo, no tienes trabajo o te tienes que jubilar, vas a tener un sistema que te va a garantizar esas cosas.  Quiero que los compañeros sean conscientes de eso. Esta sesión es para que los jóvenes entiendan la importancia de la previsión. Cuando está ahí fuera hace mucho frío, y hay que tener las espaldas cubiertas”, ha concluido Alonso.

José María Alonso, decano Colegio de Abogados de Madrid en el cierre del Foro Justicia ICAM
Compartir en tus RRSS

Deja un comentario

cuatro − dos =