Reservas Coworking
22
Marzo
2019

 

El Ilustre Colegio de Abogados de Madrid manifiesta su honda preocupación por la información conocida sobre la situación personal y procesal de la letrada iraní Nasrin Sotoudeh, defensora de los Derechos Humanos y particularmente de los derechos de la mujer, como consecuencia de la sentencia dictada, no firme, que agrava otra dictada con anterioridad, también de condena, por el mismo Tribunal. Por todo ello queremos expresar nuestra máxima solidaridad y reconocimiento de su labor en defensa de los Derechos Humanos.

Nuestra compañera Nasrin fue ‘Premio Sarajov a la Libertad de Conciencia del Parlamento Europeo’ en 2012, ha ejercicido la defensa de activistas de la oposición en su país y defendido la libertad de expresión donde no existe, asumiendo la defensa de mujeres procesadas por quitarse el hiyab y de destacadas personalidades defensoras de los Derechos Humanos, como la Premio Nobel de la Paz 2013 Shirín Ebadí. Igualmente ha representado a opositores detenidos durante las protestas reformistas del Movimiento Verde de 2009.

Los abogados y abogadas defensores de Derechos Humanos y de cualquier otro derecho deben tener en el ejercicio de su profesión garantizada plenamente la libertad de expresión y manifestación, consagradas expresamente en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, del que Irán es Estado parte.

De igual forma debe reforzarse, sobre todo en Irán, la lucha contra la discriminación y en favor de los derechos de las mujeres y su participación efectiva en todos los ámbitos de la sociedad.

La Defensa de la Abogacía madrileña no puede permanecer impasible frente a procedimientos arbitrarios en los que resultan condenados y condenadas personas con violación flagrante del derecho de defensa y, por consiguiente, sin un juicio justo; máxime cuando quienes resultan acosados y condenados son quienes enarbolan la bandera de la libertad, la paz social y son, ‘de facto’, salvaguarda del derecho de defensa.

Desde la Defensa de la Abogacía, solicitamos:

  1. Que se libere de forma inmediata e incondicional a la letrada Nasrin Sotoudeh, así como a todos los demás defensores de Derechos Humanos detenidos arbitrariamente en Irán.
  2. Que se garantice la integridad física y el bienestar psicológico, y que se respeten los inalienables derechos de Nasrin Sotoudeh, como de todos los demás defensores y defensoras de los Derechos Humanos en Irán.
  3. Que se revisen las sentencias dictadas contra la letrada Nasrin Sotoudeh y se garantice que todos los procedimientos judiciales en los que se encuentra implicada se lleven a cabo con pleno respeto al derecho a un juicio justo, protegido por el Derecho Internacional.
  4. Que cesen los actos de persecución a nivel judicial contra la letrada Nasrin Sotoudeh, como contra todos los demás defensores de Derechos Humanos detenidos arbitrariamente en ese país, asegurando el desarrollo de su ejercicio profesional sin obstáculo ni limitación alguna.
  5. Que el tratamiento de los profesionales defensores de los Derechos Humanos se ajuste a las normas y disposiciones contenidas en la declaración de las Naciones Unidas sobre los defensores de los Derechos Humanos, adoptadas por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas.
Compartir en Facebook   Compartir en Twitter   Compartir en LinkedIn   Compartir en Whatsapp
Noticias por categorías
Noticias ICAM
Juntas Generales          
Acuerdos de la Junta de Gobierno           
Área de Desarrollo Profesional
CRSAM
Biblioteca          
Centro de Estudios      
Turno de Oficio
Convocatorias y Cursos
Internacional   
MediaICAM   
IPHA   
ClubICAM     
Defensa de la Abogacía   
Secciones   
Información Audiovisual   
VII Cumbre de Mujeres Juristas            
 
Elecciones Colegio 2017                            




Las noticias más leídas de la semana














Plan de Igualdad

ICAM - Actualidad - Todas las noticias